597d3a327bf97

Este martes empieza cobro de multas por nuevo Código de Policía

Cada hora, 42 ciudadanos fueron sancionados por la Policía por comportamientos contrarios a la convivencia en los últimos seis meses.

Al día, 991 personas recibieron llamados de atención y multas pedagógicas por parte de los uniformados. Ellos incumplieron con alguno de los 243 artículos del Código de Policía, que entró en vigencia el pasado 30 de enero, y que no es más que una guía de normas de convivencia y respeto.

Desde el próximo 1 de agosto, la etapa de socialización y pedagogía del Código culmina y entra en vigencia la aplicación de los cuatro tipos de multa –que van desde los $ 98.362 hasta los $ 786.898– para sancionar a los que no respetan la convivencia. Además, habrá sanciones para otras conductas, como la falta de adopción de medidas especiales para eventos con aglomeración de personas (falta de ambulancias, exceso de ruido), las construcciones sin licencia y la contaminación visual.

El dolor de cabeza de las autoridades a nivel nacional sigue siendo el consumo de bebidas embriagantes en espacio público. Desde el martes, esta infracción costará $ 393.499.

Esa conducta es una de las más reiteradas: se impusieron 35.158 sanciones pedagógicas por esta causa. Las siguientes en la lista fueron el porte de elementos cortopunzantes (17.595); las riñas (13.217); orinar en la calle (10.054) y ocupar el espacio público (9.465). En total se impusieron 288.100 medidas tanto correctivas como pedagógicas en todo el país.

El general Jorge Hernando Nieto, director de la Policía, le dijo a EL TIEMPO que la entrada en vigencia del Código ha contribuido positivamente en los indicadores de seguridad. Nieto dice que hay una disminución en los homicidios por hechos de intolerancia (162 vidas salvadas) y en las lesiones personales (cayeron un 24 por ciento: 14.451 personas heridas menos).

En esta disminución fue clave la mediación de los policías, quienes, a través del diálogo lograron solucionar 48.286 enfrentamientos, muchos de ellos entre familiares y vecinos. La causa más frecuente fue el ruido en horas de descanso.

En total, 49.745 personas participaron en los programas comunitarios o actividades pedagógicas, muchas de ellas después de ser sorprendidas colándose en los sistemas de transporte masivo.

En Bogotá se resalta que paulatinamente los usuarios de TransMilenio han empezado a dejar de lado ese comportamiento, el cual será sancionado con el pago de 196.724 pesos.

Recurriendo al Código, la Policía logró cerrar de manera inmediata 1.004 establecimientos de venta de celulares que no cumplían con las normas y se incautaron más de 632.000 teléfonos.

A pagar

El policía que sorprenda a una persona transgrediendo el Código le explicará inicialmente por qué está incurriendo en una acción o actividad sancionada. Si es receptivo y cambia de actitud, no habrá sanción más allá de la amonestación verbal. Pero si reincide o no acepta la situación, será multado.

Las multas tipo 1 y 2 pueden conmutarse en los cinco primeros días con un curso pedagógico o trabajo social, que será impuesto por el alcalde local. Las sanciones tipo 3 y 4 tendrán pago obligatorio, pero si en los cinco primeros días se toma el curso pedagógico o la labor social, tendrán una reducción del 25 por ciento. Esta gabela estará vigente por un año.

Si el infractor no cumple con el pago de la multa durante el primer mes empezarán a correr intereses en su contra y la deuda será reportada en el Boletín de Responsables Fiscales de la Contraloría General de la República. Es decir, el infractor incumplido entrará en la lista de morosos del Estado. En todo caso, la consulta de esos datos solo podrá hacerla la persona o las entidades oficiales.

Quien no pague no podrá ser nombrado o ascendido en cargos públicos, contratar o renovar contrato con cualquier entidad del Estado, obtener o renovar el registro mercantil en las cámaras de comercio, obtener o renovar permiso de tenencia o porte de armas e ingresar a las escuelas de formación de la Fuerza Pública.

Si alguien no está de acuerdo con la multa, tiene tres días hábiles para presentarse ante la autoridad competente y objetar la sanción. También aplica para el cumplimiento del programa comunitario o pedagógico que se le impuso. Los videos, las fotos y el material que puedan recopilar el policía o el ciudadano para dar a conocer una infracción serán tenidos en cuenta por la autoridad competente como prueba para aplicar o retirar la sanción. 

Las multas deben pagarse en los bancos establecidos por la alcaldía local.

Policía medió en 48.286 altercados

El general Jorge Hernando Nieto, director de la Policía, dice que el Código de Policía ya se está sintiendo en la vida de los colombianos. Asegura que los ciudadanos tienen más conciencia de comportamientos que afectan la convivencia y que hay más tolerancia.

¿Cómo se va a manejar la posible molestia del ciudadano con las multas?

Aplicando la esencia del Código Nacional de Policía y Convivencia, que es la prevención y la pedagogía. Los artículos rectores de esta norma buscan la interacción pacífica, respetuosa y armónica entre los ciudadanos y las autoridades, para que en conjunto logremos mejorar la convivencia y reducir al máximo los niveles de intolerancia.

¿Cuáles fueron los logros más representativos de la etapa pedagógica?

Se logró más conciencia ciudadana y se empezaron a ver mejores niveles de cultura, tolerancia y ánimo conciliatorio. Gracias a las 48.286 mediaciones policiales hechas en la etapa pedagógica, se logró evidenciar que el diálogo permite llegar a acuerdos incluso en hechos complejos. Esto, con el apoyo y disposición incondicional de las autoridades de Policía.

¿Y frente al delito?

Desde que entró en vigencia el Código ha contribuido a mejorar los índices de tolerancia entre los ciudadanos. Se ha evidenciado, por ejemplo, una disminución de las riñas y del número de personas lesionadas en un 24 por ciento. Hay una reducción del homicidio del 9 por ciento.

Así mismo, el manejo de las basuras, la formalización de la actividad económica, el ruido o contaminación auditiva, la recuperación de entornos y la responsabilidad frente a la tenencia de mascotas son comportamientos que han mejorado notablemente.

¿Qué falta para aplicar el Código en toda su capacidad?

Más sinergia entre las autoridades para ejecutar todas las tareas que les dejó este marco normativo, como lo son el nombramiento de más inspectores de policía y una mayor adecuación de sitios, bodegas, sistemas y centros de traslado por protección. Igualmente, se requiere un acompañamiento permanente a las autoridades de Policía.

¿Están capacitados en su totalidad los policías para aplicar la norma?

La Policía ha desplegado al máximo la capacitación de su personal por todos los medios presenciales y tecnológicos. En la interpretación del Código seguirán marcando la pauta las decisiones de la Corte Constitucional.

Fuente: http://www.eltiempo.com